22 julio 2007

Femenil Compañia



Son las 06:45PM
La tarde es gris.
El cielo llora.

Estaba sentado en el balcón de la casa de mi querido, tratando de descifrar los códigos del aire.

¿Lloverá el día de hoy?
¿Hará frío?

Sin lugar a dudas que el frío se ha invitado a mis aposentos esta noche para vigilar mi sueño y mi cuerpo envuelto en frisas.

Después de terminar de fumarme mí acostumbrado cigarro de mentol vespertino, provocando en mí el retorno de enfermedades superadas de las cuales no quiero tocar (que cabe recalcar que ya la vencí en una ocasión), me han intoxicado mi cuerpo una profunda necesidad de escribir.

Factores: melancolía, soledad, desesperación, traición.

Estos factores afectaron mucho el matiz de un pensamiento ajeno que un día fue translucido.

Me senté en una laptop y decidí escribir ese día en bellas artes.

Tal parece que el efecto invisible no funciono en este caso. Todos se dieron cuenta de que la insignia que tenia en mi pecho hacia alusión a cosas intolerables por una sociedad prehistórica, sobre todo a el desdoblamiento humano deseoso de fusionarse con un
viril member Pues al parecer el proceso evolutivo no fue del todo favorable en su caso.

¿Qué si soy defensor de mi sexo preguntas?

No lo creo, solo una simple opinión de que ese zombie prehistórico, no ha logrado evolucionar esa parte de su órgano jefe.

A divertirnos todos sin dejarse penetrar por el infortunio de tener a esos esquimales de compañía.
Todos los derechos reservados

1 comentario:

LizJolie dijo...

Cada dia me soprendes con tus escritos mon Coeur!